El espejismo de las conversaciones.


El dialogo entre la iglesia cubana y la dictadura onerosa de Raúl Castro comienza a dar sus frutos, el omnipotente estado tutelar en su condición de dispensador absoluto de pequeños “privilegios” dice que  autoriza nuevamente a las Damas de blanco a marchar libremente por las calles, ¿se autoriza?, me suena la palabra un poco fuera de contexto.

¿En qué artículo de la constitución y el código penal dice que, para pasearse por las calles de Cuba y manifestarse pacíficamente hay que pedir autorización al gobierno?

Otro tanto esperamos con los presos políticos cubanos donde el gobierno ha prometido traslado de cárceles y hospitalizaciones, cuestión esta que como vemos se está dilatando y es normal, en cada movida de ficha importante del gobierno cubano, hay que esperar siempre por los análisis e informes donde se sopesan las ventajas y desventajas de las actuaciones, por los siniestros analistas y psicólogos de la policía política y el visto bueno final del abuelo en jefe que desde su carriola rustica (sillón de ruedas) es el que dice la última palabra.
La que sí está recogiendo beneficios desde el día en que se sentaron a conversar iglesia y estado es la dictadura, que con esta nueva cortina de humo logra recobrar cierta tranquilidad en sus calles, las conversaciones con la jerarquía de la iglesia católica han sido una especie de Diazepam para la tan revuelta oposición interna, ojala se saque beneficio de toda esta situación para la causa cubana y no resulte ser un aquelarre para actuar usando la confusión y las falsas esperanzas como vehículo neutralizador de la rebeldía opositora que venía en aumento desde la muerte de Zapata Tamayo y así desmarcarse de usar torpemente las turbas represivas de siempre que tanto enrarecen el ambiente político y la opinión internacional.
Mientras esperamos los resultados, las colas de las embajadas se hacen interminables, el arroz sube de precio y se desaparece, los verdugos se reorganizan aprovechando la tregua, las protestas se enfrían y la vida en Cuba sigue igual, ausente de toda perspectiva y futuro.

1 comentarios:

Ruta Veintiseislaguagua.com dijo...

Vravo Guillemaro.
Al pan pan y al vino vino! la foto de El general dictador en jefe que nos muestran es muy igual a la que su hermano el desaparecido Fidel se tomo con el papa, ya hace muchos años, al igual que ahora no intervinieron ninguno de los no castristas, " disidentes " y el que gano fue la dictadura, la iglesia no nos dara la libertad, por eso Raul la invita, y el mundo indollente se puede lavar las manos, diciendo Raul trato... Saludos de Ranulfo Ramirez.

Responder

Publicar un comentario en la entrada

Comente: Su opinión es importante y bienvenida.
Si quiere responder a algún comentario siga el hilo, no abra un nuevo comentario.
Aquí no moderamos los comentarios por lo que pedimos disculpas a los que se puedan sentir ofendidos.