LA REVOLUCIÓN, EL MESÍAS Y EL ENGAÑO.

Cuba la república que un día allá por el lejano año 1959 acepto una falsa “revolución salvadora” apoyada en los sofismas de que no se podía seguir conviviendo con una dictadura cruel y de mala administración, donde el pueblo en los estratos sociales más humildes vivía casi sin nada, no tenían empleo, era escasa la salud pública, solo unas pocas escuelas funcionaban y la corrupción política era atosigante. 

Hoy hace ya más de 52 años ese mismo país después de ser testigo del paso de tres generaciones de cubanos diseminados por todo el mundo y la misma onerosa y destartalada revolución instalada aún en el poder con toda su cúpula de fundadores incordiantes e incompetentes, mantenidos por medio de la fuerza policial y militar, vuelve a tener la misma situación de antes de 1959 pero esta vez mucho más grave, ya que ahora la casi totalidad de la población están viviendo peor que entonces, los ciudadanos que no acatan los dictados son reprimidos violentamente, los trabajadores son despedidos y abandonados a su suerte, la salud pública existe como institución pero no funciona materialmente y las escuelas se encuentran en un preocupante estado de abandono, sin maestros debidamente cualificados y con programas de estudios que constituyen una alabanza a los tiranos en el poder, la corrupción se ha expandido por todos los estratos sociales convirtiéndose en una especie de culto a la sobrevivencia, el robo a dejado de ser una falta grave para convertirse en un modo de vida, cualquier ladronzuelo de almacenes o dirigente corrupto, para la sociedad es como un ciudadano aventajado, un autentico emprendedor y todo este culto adquiere carácter casi divino cuando el corrupto de marras acumula en su cuello más de una cadena de oro, luce un moderno carro y viste a la última moda.

Los 52 años de abrupta dictadura solo han servido para destruir los valores de civismo y las buenas costumbres de toda la sociedad cubana, que aunque algunas capas sociales fueran pobres entonces, por lo menos sabían guardar un respeto para darse su lugar y haciendo gala de un estoicismo cuidaban con esmero la honradez y la comunión familiar por encima de sus penurias y necesidades.

Pero para mayor desgracia en nuestro camino se atravesó la “revolución salvadora” de los Castro y pronto nos enseñaron a leer lo que ellos querían que leyéramos, aprendimos a escribir lo que nos autorizaban, y desde muy temprana edad se nos privo de la libertad, se nos inculco el arte de la doble moral para poder sobrevivir ante tanta maldad, nuestros padres otrora honestos ciudadanos se fueron iniciando en el arte de la apropiación indebida y pronto comenzaron a traer a casa cosas robadas de sus centros trabajo para poder mantener la familia y sobrevivir, así poco a poco se fue degradando la sociedad cubana, hasta los días de hoy donde solo quedan ruinas humeantes de destrucción y una masa de personas sin futuro enmudecidas por el terror despiadadamente implantado por los mismos que un día nos prometieron la salvación.  

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Cualquier labor sincera sera buena para acabar con el tirano pero esta señora merece un premio especial a la valentia y el coraje de gritar a la turba ABAJO FIDEL me demuestra una vez mas que la mujer sigue siendo mas valiente que todos los hombre que viven en Cuba vean el video aqui el link:http://www.youtube.com/watch?v=rD4cJrQYNNg&feature=related

Responder

Publicar un comentario en la entrada

Comente: Su opinión es importante y bienvenida.
Si quiere responder a algún comentario siga el hilo, no abra un nuevo comentario.
Aquí no moderamos los comentarios por lo que pedimos disculpas a los que se puedan sentir ofendidos.