AHORA LA CULPA ES DE LA CIBER-GUERRA.

¿Por qué perder el tiempo en descubrir la verdad cuando la puedes crear con tanta facilidad?
El cubano prefiere permanecer en el anonimato, ya que no está autorizado a hablar públicamente sobre asuntos relativos a la verdad.


La mayoría de la población cubana me imagino que haya prestado escasa o ninguna atención a todo este entramado de ciber-guerras, mercenarismo tecnológico, agentes destapados y colaboradores que se pasan al bando contrario, es que muchos de los cubanos de a pie no saben que es Internet, ni cómo funciona, la mayoría de la población cubana es analfabeta tecnológicamente hablando, allí se gradúan cada año profesionales que han hecho sus carreras en base a libros descatalogados y apuntes obtenidos de unos pocos profesionales afines al régimen que con el visto bueno del filtro revolucionario pueden salir al exterior, a pasar cursos de capacitación y post grados.
Cuba para mantener su viejo y oneroso sistema político intenta prescindir de las nuevas tecnologías lo que provocara en lo adelante que su población escolar y profesional se hunda mas en el atraso y estén cada día más alejados y desinformados en cuanto a la aplicación de las nuevas tecnologías en las actividades de la vida cotidiana. Resulta triste que una vez arribado a la isla el cable de fibra óptica tendido desde Venezuela la dictadura comience una despiadada guerra mediática contra las conexiones a la red, para fabricar la justificación de que sus ciudadanos sigan desconectados del mundo.
Internet es un servicio mundial y lo quieren etiquetar con la palabra “Ciber-guerra”, el acceso a ese servicio no puede prohibirse, el ciudadano tiene derecho a su libre uso, a estar informado, el gobierno cubano no puede argumentar que sea un ataque contra su "gobierno" acceder a la información de la red, a donde quieren llevar esto los paladines de las prohibiciones, en la red de redes se habla bien y mal hasta de Dios y no por ello ningún país democrático limita el acceso de sus ciudadanos a toda esta información.

La dictadura cubana sigue aferrada a las guerras fantasmas, a los enemigos externos y a toda esa parafernalia que le permite justificar a toda esa banda de viejos sinvergüenzas que dirigen-robando al país sus problemas serios de corrupción. Estos ancianos incapaces e ineptos crónicos (los verdaderos y auténticos enemigos de todos los cubanos), solo les interesa apostar por una vida primitiva para su pueblo, llena de carencias, por una férrea vigilancia y control de todo lo que se mueve en el país, solo por lograr su objetivo de morir en el poder, no vacilaran en cerrar las puertas a las nuevas vías de comunicaciones, de tipificar y etiquetar auténticos derechos humanos como conductas mercenarias e impropias.
Pero mientras todo esto pasa poco a poco se irán llenando las cárceles, ahora de “ciber-delincuentes” esos mismos gobiernos que hoy fustigan merecidamente al dictador Gadafi, abren nuevas vías de ayuda a la dictadura cubana, facilitando cada vez más la política al servicio del ánimo de lucro, usando la falsa bandera de ayuda al necesitado pueblo cubano para que muchas poderosas empresas aumenten el saldo de sus cuentas y en Cuba no pasa nada, claro hasta que los grandes intereses quieran, de momento los Castro hábilmente han creado un nuevo entretenimiento “La ciber-guerra”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comente: Su opinión es importante y bienvenida.
Si quiere responder a algún comentario siga el hilo, no abra un nuevo comentario.
Aquí no moderamos los comentarios por lo que pedimos disculpas a los que se puedan sentir ofendidos.