El alcohol ante y después de Pánfilo



Comienzan los problemas en Cuba para los culdas, los rumores de que van a pegar una batida a todos los ciudadanos que deambulen por las calles de la habana en estado de embriaguez son cada vez mas crecientes, el golpe demoledor que les ha propinado Pánfilo cara a la opinión pública internacional ha sido tan efectivo como el Mariel 1980 y el Maleconazo 1994.
Deben estar analizando, cuadra por cuadra, CDR por CDR todos los posibles consumidores conflictivos de alcohol para persuadirlos a la manera criolla, primero unos placenteros días en 100 y Aldabo (cien y se acabo) con varias secciones (mañana, tarde y noche) de interrogatorios, con masajes revolucionarios (pase de palos y trompones) incluidos, para posteriormente ser enjuiciados con una urgencia propia de una ambulancia en tiempo de ciclones y finalmente alojados con todo el confort revolucionario en la bella y diáfana prisión de máxima seguridad “Combinado del Este” donde un capacitado grupo de psicólogos (palestinos, a palo limpio) lograran que estos desviados ciudadanos vendidos y entregados a los vicios y placeres del capitalismo abandonen de forma radical su vida no acorde al sistema.
Saldrán de allí convertidos en hombres nuevos, muchos pasaran a engrosar las filas de la PNR y otros viajaran la isla de punta a cabo impartiendo talleres contra la alcoholemia y contando sus propias experiencias, en tan singular pasaje de sus vidas.
Yo también tuve mi momento Pánfilo, toque caldero con los apagones, grite abajo Fidel, por aquellos años me ganaba la vida agazapado y de una forma mal sana con la cabrona mentalidad de un esclavo, día si, día no, cogía mi bicicleta Forever Fly y me iba a Bejucal y otros pueblos de provincia habana a buscar aguacates, calabaza y lo que apareciera para venderlos y poder sobrevivir, en estos largos viajes yo mismo me iba dando cuerda, esto es una mierda, me tengo que ir, dentro de unos años se me acaba la vida y no he visto nada, siempre la misma mierda y dicha por los mismos tipos, etc., etc. En fin que cogía unos berros del carajo conmigo mismo que aquello era impresionante.
Pero llego ese día importante para mí y me replanteé mi propio yo, me sobre volé a mi mismo para observarme desde lejos y lo que vi fue a un hombre miserable sobre una bicicleta china, un excluido por el gobierno, un tipo que quería vivir una vida vertical guiado por los patrones de una secta política que decidía quien sirve y quien es un antisocial, un mierda, un Ignavo. Después de esta reflexión me dije bien firme, me voy pal carajo, esto no sirvió, quiero conocer que es la vida en libertad y aquí estoy llevo ya 8 años fuera de la jaula, materialmente en todo este tiempo he logrado poco, pero lo que más aprecio es acostarme todos los días a dormir sin sobresaltos ni miedos a que me puedan apresar por algún delito, allá en Cuba esto era una sombra que siempre planeaba sobre mí, aquí en cambio trabajo, jamo y duermo con total tranquilidad, he encontrado la paz en mí mismo.
Ojala que Pánfilo encuentre la forma de escapar del psiquiátrico que le han metido, creo que allí estará peor que en la cárcel, de verdad que se han ensañado con este hombre.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,pase a chismear por invitacion de Maykel (diversionismo ideologico)y te asuguro que me quedo,me encanta este blog....saludos desde miami.

Responder
aserecubano dijo...

Gracias por el comentario, anonimo

Responder
Anónimo dijo...

CUALQUIER CANTIDAD DE MIEDO EN EL ENTORNO DE PÁNFILO.
GRACIAS A LA PERIODISTA POR MOSTRAR EL TERROR CASTRISTA EN PRIMERA PERSONA

Responder

Publicar un comentario en la entrada

Comente: Su opinión es importante y bienvenida.
Si quiere responder a algún comentario siga el hilo, no abra un nuevo comentario.
Aquí no moderamos los comentarios por lo que pedimos disculpas a los que se puedan sentir ofendidos.