¿CUÁNDO SEREMOS FELICES?


 En la Cuba de hoy existe una falta crónica de esplendor a causa de la ausencia de la felicidad, la revolución cubana se ha caracterizado por ser un sistema social tremendamente ineficaz y, por lo tanto oneroso, hacia esa ineficiencia hemos sido arrastrados todos por obligado decreto oficial, tal parece como si el gobierno de los hermanos Castro nos exigiera a todos los cubanos que postergáramos a la otra vida la felicidad.
Siempre la temida arenga oficial pidiendo a voces más y más sacrificios, a esa gran masa de pueblo que son despreciados y considerados por la gran cúpula gobernante como unos primates sociales, antecesores de los homínidos. “Adelante compañeros, sacrifiquen su vida por nuestra familia imperial, que el paraíso socialista será vuestra recompensa, y lo encontraran justamente después de la muerte.”
Qué pena que el futuro de todo un país sea un monopolio reservado solamente a una cúpula gobernante de ancianos corruptos y sin escrúpulos que chapotean a escasos metros de los desprotegidos, en una desproporcionada abundancia sin recato ni limites.
Puede haber reconciliación después de tanto daño deliberadamente infringido, ¿Cuándo nos zafaremos de este lastre? ¿Cuándo seremos libres? ¿Qué precio tendremos que pagar por nuestra libertad? La población cubana como un batallón fantasmagórico convive desde más de medio siglo con todas estas interrogantes. Nos acechan las respuestas imprescindibles para poder quitarnos los prejuicios anclados en nuestras mentes, manipuladas por una falsa ideología basada en un inexistente futuro de bonanza e igualdad social que la convierte en una mentira consuetudinaria.
Hoy con más fuerza que nunca los cubanos no podemos detenernos, tenemos que seguir adelante allanando el camino, apartando los últimos obstáculos que nos quedan en este laborioso viaje a la felicidad.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ALAN

Lo importante es que la isla se mueva hacia la democracia y el respeto de los derechos humanos. En este contexto, la liberación de presos políticos es positiva, pero no estamos seguros de que se hayan llevado a cabo cambios fundamentales.

Responder
Anónimo dijo...

Fidel y Rauly tratan a los cubanos como si fueran caballos. Los abusan hasta que pierdan la voluntad propia. Para que se dejen poner la montura y llevar de las riendas.

Responder
Anónimo dijo...

La revolucion no promueve el igualitarismo. Ese es un error muy grande.

La revolucion promueve el “nadadismo”. Nada de nada para todos.

Responder
chuchi dijo...

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
2 Crónicas 7:14

Cuando nuestro pueblo cubano deje de adorar y apoyar a lideres como si fuerán dioses, y oraren al verdadero Dios, entonces nuestra tierra será libre, sólo entonces.

Responder

Publicar un comentario en la entrada

Comente: Su opinión es importante y bienvenida.
Si quiere responder a algún comentario siga el hilo, no abra un nuevo comentario.
Aquí no moderamos los comentarios por lo que pedimos disculpas a los que se puedan sentir ofendidos.