El sueño del cacique.


El cacique se levanto hoy de muy mal humor durante toda la noche tuvo una rara pesadilla por eso hoy esta de mal humor.
A viva voz llama a su hermano el sub-cacique, necesita contarle la sobrecogedora historia que vivió en sus sueños pero su hermano ya no esta, se a marchado temprano hoy tiene un día muy atareado, algunos tainos del caney durante la noche saltaron la extensa y vigilada valla y trataron de escapar a la isla de la prosperidad, pero fueron interceptados por un grupo de tainos al servicio del cacique que han traicionado a sus semejantes por un trozo de casabe y un cohíba que le entregan diariamente de estimulo.
Y ahora los prófugos están recluidos a la espera del merecido castigo.
Castigo que les llegara apartados del Caney para no asustar al resto de la tribu.
Al cacique no se le puede traicionar bajo ningún concepto y el indio que piense distinto al cacique no merece la libertad, será separado para siempre de la tribu así reza en una hoja de plátano colgada en el centro del caney.
Paso el cacique toda la mañana meditando sobre su sueño, nunca antes en sus 50 años de cacique le había pasado algo igual, seria esto un aviso de que ya le estaba llegando su final, algún demonio sanguinario le llamaba a su reino, su acusada vejez le apartaba cada día más de la realidad y penurias del caney, la mayoría de los tainos no prosperaban, se mal alimentaban, el casabe estaba racionado y no alcanzaba para todos, muchos vestían sus taparrabos llenos de gironés y bastantes desgastados, solo unos pocos vestían con lujosos trapos estos eran los tainos que estaban próximos al cacique o los afortunados que recibían taparrabos enviados desde la isla de la prosperidad por sus familiares, también estaba el taino que se desenvolvía bien en el caney, este sin recibir nada del exterior evolucionaba con su trueque de casabe o cohíba y también lograba vestir bien. Seguía meditando el cacique en jefe, seria esa voz extraña un síntoma de locura, así paso todo el día con esos cuestionamientos agolpándose en su cabeza.
Ya era de noche y el sub cacique no llegaba, todo el ala este del caney estaba sumida en una oscuridad absoluta hoy era jueves y estaba prohibido encender antorchas, los palos del monte habían sido cambiados en demasía a unas tribus amigas por unos símbolos sagrados que dignificaban y daban mucho cache al altar del cacique y ahora lo poco que quedaba de palos para antorchas en el monte había que racionarlo, lunes, jueves y sábado ningún Taino del ala este del caney podía encender antorchas y los que habitaban el ala oeste les correspondía martes, miércoles y viernes. En el centro vivían los sub-caciques junto al cacique jefe y su familia, en esta zona siempre había multitud de antorchas encendidas y vigilancia día y noche en honor al cacique jefe.
Solo se salvaban los tainos de esta prohibición el domingo, era el día en que el cacique jefe arengaba a todos durante largas horas, cada vez tenían que ser más largos sus discursos pues todo el caney estaba revuelto, las noticias que llegaban a la tribu de los tainos que escapaban a una isla cercana donde la prosperidad era notoria acrecentaban los deseos de rebelión y odio al cacique jefe.
Cada vez eran menos los tainos que confiaban en el cacique, cada reunión fortuita o celebración indígena el único tema de conversación era los deseos de todos los tainos de marcharse a la isla de la prosperidad.
Los tainos que trabajaban en las plantaciones de yuca o los que se dedicaban a la elaboración de casabe y cohíbas tenían unos bohíos muy opulentos pero estos cuando dejaban de compartir las ideas del cacique o intentaban marcharse a la isla cercana de nada valían los sacrificios pasados para lograr sus riquezas de la noche a la mañana sus bienes eran confiscados y entregados al cacique siendo este ultimo el que decidía a que taino identificado con sus ideas o familiar de los sub caciques eran entregados los bienes confiscados.
Ya bien entrada la noche llego al caney el sub-cacique general y su hermano el cacique jefe aun despierto corrió donde el para contarle su terrible pesadilla.
En la pesadilla contaba el cacique a su hermano que iba con una inexplicable vestimenta color verde muy parecida a la de los personajes divinos, que según su padre le contó, un día muy lejano visitaron la isla en canoas gigantes, corría y corría delante de su pueblo que le quería linchar con extraños artefactos o armas futuristas que emitían llamaradas nunca vistas. Había sido muy sanguinario con su pueblo y lo veía claro en su sueño, les oprimió hasta donde humanamente soportaron, les privo de todo, hasta de la forma de pensar, apreso y amordazo a todo el que estaba a favor de la prosperidad y la libertad.
Y un buen día inesperadamente sin aviso previo se rebelaron contra el y a viva voz gritaban ¡MUERTE A CASTRO!, ese nombre no le era familiar nunca antes un sonido similar había escuchado en su vida y le llenaba de estupor, le estaría llamando algún dios malévolo, un demonio quizás.
toda su vida se había echo llamar Atabey.
De donde saldría ese sonido raro, misterioso, confuso.
Y mientras mas meditaba. mas se agolpaba ese sonido extraño en su cabeza castro, castro, castro.
El sub-cacique general después de oírle toda la historia a su hermano le susurro al oído tranquilo hermano no creo que pueda existir nunca alguien como el personaje de tu sueño, con tanto odio y desprecio a su pueblo.

Este post me lo ha inspirado la canción “Lucha tu yuca taino” del cantautor cubano Raymundo Fernández Moya del cual aprecio mucho su trova, no creo que llegue a categoría de plagio en cualquier caso pienso que me perdonen, total lo de Fidel es mas serio, lleva 51 años plagiando a Hitler y Maquiavelo.

5 comentarios:

Michael H. Miranda dijo...

Desdichado país el nuestro, Asere Cubano. Buen post. Gracias por visitar mi blog. Vendré más a menudo por aquí.

Responder
Armienne dijo...

Buen post y buena historia del cacique venido a menos.

Responder
Norberto Clemente dijo...

oe, hay que darle candela al caney Jajaja, al cacique ponerlo de antorcha. Buen post. Te linkeo

Responder
guillemaro dijo...

Gracias por el Link Norberto y por los comentarios de todos.

Responder
estodevivir dijo...

Muy bueno el post , seguiré viniendo por acá y gracias por tu comentario.

Responder

Publicar un comentario en la entrada

Comente: Su opinión es importante y bienvenida.
Si quiere responder a algún comentario siga el hilo, no abra un nuevo comentario.
Aquí no moderamos los comentarios por lo que pedimos disculpas a los que se puedan sentir ofendidos.